Toolkit para aprender inglés de una forma innovadora y creativa
noviembre 8, 2018
Edutaiment: cómo convertir la educación en un juego
noviembre 29, 2018

Comidas familiares, 5 ideas para organizar un día perfecto

comidas familiares barcelona

Estudios especializados han revelado lo importante que es para un niño tener contacto con sus padres durante las horas de comida, dicha interacción les motiva a alimentarse, les aporta felicidad y les permite comunicarse mejor. Para que puedas tener un maravilloso día de comidas familiares, a continuación te damos 5 recomendaciones que seguro serán muy útiles.

  • No te apresures

Seguramente lo primero que pensarás es que necesitas estar con tus hijos todos los días y compartir con ellos las tres o cuatro comidas, sin embargo, lo cierto es que no es necesario exigir tanto.

Si los horarios laborales de papá y mamá son muy complicados, piensa en un almuerzo de sábado o domingo, aunque no sea demasiado, tus hijos lo valorarán. Es mejor dar 20 minutos de tiempo de calidad que muchas horas de tiempo vacío.

  • No es indispensable cocinar

Hay muchos padres que suelen sentirse mal por no tener el tiempo para cocinar o no tener habilidades culinarias. Existen muchas opciones de restaurantes para comidas familiares en los que podrás tener un menú saludable y variado. Lo importante no es quién cocine, lo esencial es tener un tiempo para la familia.

  • Incluye a los niños en la planificación de la comida

En muchas ocasiones los niños pueden sentirse algo desplazados si no se les tiene en cuenta a la hora de llevarlos a un sitio que no conocen y en espacios que no están preparados o acondicionados para los más pequeños.

Lo ideal es que ellos construyan junto a su familia el plan, haz que se involucren en las decisiones para decidir dónde se va a comer, cuándo se va a comer y qué se va a comer.

Esta organización en equipo asegura que a los niños se les tome en cuenta con las elecciones tomadas, además hace más sencillo el trabajo de los papás y las mamás.

  • Crea una conversación

Lo peor que puede suceder en una comida familiar es una mesa completamente silenciosa en la que nadie puede compartir una palabra con la persona que está a su lado.

Hay muchísimas formas de evitar que esto suceda, una de las más agradables es crear juegos en los cuales cada participante de la mesa tenga que contar anécdotas o vivencias que le hayan ocurrido en la semana.

Si sientes dudas sobre esto siempre existen temas con los cuales romper el hielo fácilmente, cosas tan sencillas como: Si pudieras ser invisible por un día ¿qué harías? ¿qué superpoder les gustaría tener? ¿Has descubierto algo interesante hoy? ¿Cómo describirías un día perfecto?… Son buenas preguntas para estimular a los niños y generar una buena conversación.

  • Elegir lugares interactivos

Si bien el objetivo de una comida familiar es el compartir de los padres con sus hijos, no podemos olvidar que a los niños les gusta jugar. Si eliges ir a un restaurante, asegúrate que el mismo tenga un área de juego para niños. Allí los pequeños podrán disfrutar.

Seguro agradecerán poder jugar mientras esperan la comida o como premio por haber tenido un buen comportamiento. Da a tus hijos una experiencia divertida que les motive a salir a comer en familia con mucha frecuencia.